Duendes irlandeses

País de duendes por excelencia, en Irlanda encontramos sobre todo Leprecaunos, como en Inglaterra, y Pixies, parecidos a los franceses. El Leprecauno (cuyo nombre significa "Zapatero de un solo zapato") tiene la carita arrugada, la nariz roja, la piel de color gris, lleva sombrero de tres picos, fuma en pipa y le encanta el whisky (me pregunto si alguno de mis amigos no tendrá algo de leprecauno en las venas...). El Leprecauno es el zapatero de las hadas y también les guarda sus tesoros, como el Tángano. Es éste un ser hosco, feo y de forma grotesca, aunque cambian de tamaño y forma a voluntad. Cuando no guarda tesoros de las hadas, es un bribón destructivo, peligroso y ladrón, con cuyo botín aumenta el tesoro que guarda.

El duende vagabundo llamado Fir Darrig, cuyo nombre significa duende rojo, pues va vestido de este color, tiene un sentido del humor un tanto fúnebre, y normalmente el modo de salir con bien de sus bromas es seguirle la corriente. Dicen que da mala suerte rehuirlo, y sus consejos ayudan a los prisioneros de las hadas a liberarse de ellas.

Los duendes irlandeses son especialistas en conseguir que la peña se pierda. Parece que hay un duende que es un penacho de césped, y quien lo pisa provoca un hechizo. Esto consigue que el caminante no consiga encontrar el camino por muy bien que conozca la zona, o se encuentre de pronto en un sitio que no conoce y al que no sabe muy bien cómo ha llegado. Si conoces más duendes irlandeses que crees que deberían estar aquí, dímelo.